Flagge der Europäischen Union EU und Euro Geldscheine

BCE inunda de liquidez la economía del euro

El Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado este 30 de abril una nueva serie de siete operaciones de emergencia para dar liquidez a largo plazo y paliar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Estas nuevas liquidez operaciones comenzarán en mayo y vencerán entre junio y septiembre de 2021. Serán conducidas a un tipo fijo de 25 puntos por debajo de los tipos de interés actuales, que están al 0%, y la adjudicación será plena. Los bancos no tienen más que pedir y se les dará todo lo que pidan.

El mensaje del que pretende convencer a los mercados es que el BCE tiene munición para rato.

No hay cambios en los tipos de interés ni en los estímulos monetarios. La presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, deja inalterados los tipos en el 0% y la facilidad de depósito en el -0,50%, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día. También mantiene la facilidad de crédito, la tasa que les cobra por prestarles a un día, en el 0,25%. 

La gran novedad son las nuevas condiciones de liquidez. El BCE va a prestar a los bancos en las operaciones de refinanciación a largo plazo que ya tenía al -0,50%, pero si los bancos prestan mucho les dará los créditos al -1%.  

Compras de deuda

La entidad monetaria ha aplicado además un nuevo programa de compras de deuda de emergencia frente a la pandemia, por valor de 750.000 millones de euros, y junto con el resto de programas de compras de deuda que ya tenía, va a adquirir bonos por 1,1 billones de euros hasta el final de este año. 

El BCE comprará deuda de la zona del euro hasta que considere que ha terminado la crisis por el coronavirus y “durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos oficiales” aseguró Lagarde. 

Espera que las compras de deuda finalicen poco antes de que comience a subir los tipos de interés oficiales y que los tipos de interés «continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores», hasta que observe que las perspectivas de inflación se sitúan en un nivel de algo por debajo del 2% y que esto se refleje también en la evolución de la inflación subyacente de forma consistente.

Asimismo, prevé seguir reinvirtiendo íntegramente el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés.

Te puede interesar “No hay consenso para el Fondo de Recuperación en Europa”

Fuente: ABC.es

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados