Santander reduce un 9% los clientes durante la pandemia

El gigante financiero Santander a través de su firma especializada en créditos al consumo, Santander Consumer Finance que opera en el mercado europeo sufrió una caída del 9% de los clientes durante el 2020.

La compañía cerró el año pasado con un total de 17,5 millones de clientes, frente a los 19,2 millones que tenía un año antes.

De acuerdo con lo explica la entidad en su informe de resultados anuales, en España, el descenso de clientes se debe a los efectos del Covid-19.

Entre los principales factores se encuentran la incertidumbre económica ante la crisis sanitaria y las restricciones a la movilidad que a su criterio impactaron de forma directa en el consumo en el país.

El crédito al consumo se abarata al nivel más bajo en una década

De hecho, las familias españolas incrementaron sus depósitos (especialmente en cuentas vistas y no en los tradicionales productos a plazo) en 64.000 millones de euros el año pasado, un nivel de ahorro que no se había visto desde el inicio de la crisis de 2008, cuando los hogares aumentaron entonces sus depósitos en dicho ejercicio en 71.000 millones de euros, siempre según los datos del Banco de España.

Además, el Santander, al margen de la pandemia, también explica el menor número de clientes en nuestro país en la finalización del producto directo de Orange. La compañía tenía un acuerdo con la teleco para financiar terminales que finalizó a mediados del ejercicio pasado, coincidiendo con el aterrizaje de Orange Bank en España.

El negocio también se ha visto afectado en otros países donde opera la financiera como Polonia y Alemania, en éste último mercado por el descenso en la compra de automóviles a causa de la crisis sanitaria.

Banco Santander descarta la posibilidad de fusionarse

Pese a las pérdidas registradas en Europa durante el 2020 el Banco Santander rechaza la posibilidad de alguna fusión y destacan que se mantienen atentos a las oportunidades en el negocio digital.

¨En España tenemos un 20% de cuota de mercado que es más que suficiente para crecer rentablemente. La prioridad es mejorar la experiencia de cliente. No tenemos planes de participar en la consolidación, ni en España ni en Europa¨, afirmó Ana Botín, presidenta de Banco Santander.

Botín mostró su satisfacción por ¨la resiliencia y fortaleza¨ que muestra el modelo de negocio y estructura de la entidad.

Destacó que pese a la crisis global la diversificación geográfica y de negocio funcionó una vez más y demostró la fortaleza del equipo y del modelo.

Señaló que los resultados de América son positivos y los negocios globales han crecido a buen ritmo.

Botín afirmó, que esto les ha permitido hacer frente a un entorno más difícil en Europa.

Banco Santander registró unas pérdidas de 8.771 millones de euros en 2020

El reconocido Banco Santander tuvo una pérdida durante el 2020 de 8.771 millones de euros, debido al impacto de  los ajustes del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos, que ascendieron a 12.600 millones en el segundo trimestre.

A esto se unieron los costes de reestructuración del último periodo del año. Sin estos extraordinarios, el resultado quedó en positivo en 5.081 millones, un 38% menos en interanual, a causa de las provisiones derivadas de la pandemia.

Más allá de los ajustes de fondo de comercio, Santander frenó su particular recuperación de beneficios en el cuarto trimestre por unos costes de reestructuración de 1.146 millones.

Esto llevó a que las ganancias se redujeran hasta los 277 millones, frente a los 1.750 millones del periodo inmediatamente anterior.