BBVA frena proceso de transformación digital

Tras varios años de crecimiento en su estrategia tecnológica el BBVA echó marcha atrás al proceso de transformación digital en medio de la pandemia.

La entidad no solo redujo el ritmo en el aumento de sus transacciones, sino que, además el valor económico las mismas bajó con respecto al total en 2020.

En ente comercializó el 40,7% de los productos por internet y el móvil en términos pecuniarios, un porcentaje que es inferior a casi el 45%% de los mismos de 2019.

Caída obliga al BBVA a frenar transformación digital

BBVA es el único banco que aporta datos que miden este parámetro y que refleja el nivel de ingresos y menores costes que puede generar la operativa comercial, es decir, la capacidad de obtener una mayor rentabilidad por el negocio tradicional.

Esta caída es la primera que sufre el grupo y que contrasta con la progresión acelerada de los últimos ejercicios.

Hay que tener en cuenta que la cifra apenas representaba un 5,4% a principios de 2016. Tres años después, había subido al 35%.

El descenso se debe a varios motivos, entre los que destaca una menor distribución de productos de valor añadido, como son créditos al consumo, fondos de inversión y planes de pensiones, actividades que se han visto muy afectadas por la volatilidad de los mercados y la incertidumbre económica desatada por la crisis sanitaria.

Conversaciones: BBVA y Sabadell hablan sobre una posible fusión

Semana clave para las conversaciones que se desarrollan entre representantes del BBVA y del Banco Sabadell con las buscan llegar a un acuerdo de fusión entre ambas entidades.

En un comunicado, BBVA informó “conversaciones con representantes de Banco de Sabadell, con la autorización del consejo de administración, en relación con una potencial operación de fusión entre ambas entidades, habiéndose iniciado un proceso de revisión recíproco en términos habituales en este tipo de operaciones y designado asesores externos”.

En la misiva también destacaron que de momento no se ha logrado ningún acuerdo entre las partes en relación a una posible fusión.

En ese sentido, mencionaron que no existe certeza alguna de que se logre esta potencial operación, en ese caso procederá a informar de manera oportuna.

Conversaciones se reanudaron luego de venta de la filial en EE.UU.

Algunas fuentes, señalan que desde la semana pasada se desarrollan los contactos de alto nivel, tras el cierre inminente de la venta de la filial de Estados Unidos.

Sin la venta de la filial de Texas, el BBVA se habría visto obligado a realizar una ampliación de capital, algo poco recomendable cuando sus títulos cotizan con un descuento del 50% en el último año, lo que habría provocado una enorme dilución de sus accionistas.

Según algunos cálculos preliminares, tras la absorción del Sabadell, el BBVA todavía podría disponer de recursos suficientes para realizar una recompra de acciones propias en el mercado, que es una manera de beneficiar a sus accionistas.

BBVA lanza nueva tarjeta digital “Aqua”

El BBVA lanzó al mercado una nueva tarjeta digital “Aqua”, para hacer más fácil los pagos digitales, tras todos los inconvenientes financieros que se han presentado durante la Pandemia, Covid-19.

Según los directivos del banco, “Aqua” está dirigido a los clientes de esa entidad financiera y a todas las personas que quieran hacer sus pagos digitales más seguros.

La nueva tarjeta no posee impreso el código, fecha de caducidad, y el código de verificación es dinámico, ya que cambia cada cinco minutos.

“Le quitamos el temor de que su numeración al hacer un pago por Internet acabe en manos de alguien”, señaló Gonzalo Rodríguez, director de Desarrollo de Negocio de BBVA en España.

Aspiraciones del BBVA con “Aqua”

La directiva del BBVA aspira que con este lanzamiento de la nueva tarjeta “Aqua” un millón de sus clientes hagan el cambio a esta nueva tecnología, en menos de dos años, sin dejar de promocionar las tarjetas tradicionales.

El servicio será gratuito, para los clientes directamente vinculados al banco, mientras que el resto deberá cancelar 35 euros para tarjetas de débito y 43 euros para tarjetas de crédito.

¿Cómo será el uso de la tarjeta Aqua?

Rodríguez, explicó que la tarjeta “Aqua”, para los comercios físicos funcionará de la forma tradicional, mientras que, para las compras online, el cliente debe acceder a su aplicación e ingresar número de tarjeta, código de verificación y fecha de caducidad.

Según Rodríguez, contará con una máxima de seguridad digital, que no permitirá que externos les quede grabado los datos o posible clonación.

“Damos un paso más en seguridad. Si el cliente realiza compras por Internet, siempre tiene el temor de que sus datos se los quede alguien. Hacemos que esto no sea posible”, insistió Gonzalo Rodríguez.