Bosch anuncia el cierre de otra planta

La empresa multinacional Bosch informó a través de un comunicado al comité su intención de cerrar de la planta en Lliçà d’Amunt ubicada en Barcelona, lo que dejaría sin empleo a más de 336 empleados.

Este nuevo cierre se suma al de la planta de Castellet i la Gornal también ubicada en Barcelona. Mismo que fue anunciado en septiembre de año pasado y está previsto para noviembre de 2021.

Fuentes de la compañía confirmaron que también se transferirá la producción de la planta catalana a la que tiene en Wroclaw, Polonia.

Aunque aún no hay un calendario definido, la intención de Bosch es formalizar el cierre según lo informado “lo antes posible” durante este año al no haber encontrado productos alternativos para asegurar la competitividad de la planta.

La compañía explicó que la planta de Polonia “es más grande”, lo que la hace más rentable y competitiva y han justificado el cierre de la planta catalana por la caída de la demanda del mercado de servofrenos convencionales de vacío ante el incremento del uso de servofrenos electromecánicos.

Además, según la empresa, este mercado “está expuesto a una intensa competencia”, por lo que ha decidido adaptar sus capacidades de producción.

De acuerdo con los cálculos del sindicato, además de los 336 profesionales de la planta, el cierre afectaría a unas 900 personas más entre empresas auxiliares y proveedores.

Renault reducirá un 22,5% su capacidad productiva mundial hasta 2025

Renault anunció que reducirá en un 22,5% su capacidad operativa mundial hasta el 2025, como parte del plan estratégico a mediano plazo denominado Renaulution.

La empresa, prevé orientar la estrategia del consorcio automovilístico galo desde el volumen hacia la creación de valor.

El grupo Renault espera llegar al 2025 con una reducción de su capacidad de producción mundial hasta los 3,1 millones de euros anuales, partiendo de los 4 millones de 2019, lo que representaría un 22,5%.

Por otra parte, también estiman reducir las inversiones y gastos de innovación en un 10%, del volumen de negocio en 8%.

Para poder llevar a cabo esta iniciativa y cumplir con sus objetivos Renaulution, la compañía estableció como eje central una “estricta disciplina de costes”, que permitirá profundizar la reducción de costes fijos lanzada en mayo, que alcanzará un acumulado de 2.500 millones de euros en 2023 y de 3.000 millones en 2025.

Con Renaulution, el Grupo Renault tiene como objetivo para 2023 lograr más del 3% del margen operacional del consorcio, alrededor de 3.000 millones de flujo de tesorería operacional del Automóvil acumulado y reducir las inversiones y gastos en alrededor del 8% de la cifra de negocios para 2025.

Asimismo, para el 2025, el Grupo tiene como objetivo un margen operacional de al menos el 5%, alrededor de 6.000 millones de euros de flujo de tesorería operacional del Automóvil acumulado (2021-25), y un aumento en el beneficio operativo del automóvil de al menos 15 puntos en comparación con 2019.