Flagge der Europäischen Union EU und Euro Geldscheine

BCE inunda de liquidez la economía del euro

El Banco Central Europeo (BCE) ha aprobado este 30 de abril una nueva serie de siete operaciones de emergencia para dar liquidez a largo plazo y paliar los efectos de la pandemia de coronavirus.

Estas nuevas liquidez operaciones comenzarán en mayo y vencerán entre junio y septiembre de 2021. Serán conducidas a un tipo fijo de 25 puntos por debajo de los tipos de interés actuales, que están al 0%, y la adjudicación será plena. Los bancos no tienen más que pedir y se les dará todo lo que pidan.

El mensaje del que pretende convencer a los mercados es que el BCE tiene munición para rato.

No hay cambios en los tipos de interés ni en los estímulos monetarios. La presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, deja inalterados los tipos en el 0% y la facilidad de depósito en el -0,50%, porcentaje que seguirá cobrando a los bancos por el exceso de reservas a un día. También mantiene la facilidad de crédito, la tasa que les cobra por prestarles a un día, en el 0,25%. 

La gran novedad son las nuevas condiciones de liquidez. El BCE va a prestar a los bancos en las operaciones de refinanciación a largo plazo que ya tenía al -0,50%, pero si los bancos prestan mucho les dará los créditos al -1%.  

Compras de deuda

La entidad monetaria ha aplicado además un nuevo programa de compras de deuda de emergencia frente a la pandemia, por valor de 750.000 millones de euros, y junto con el resto de programas de compras de deuda que ya tenía, va a adquirir bonos por 1,1 billones de euros hasta el final de este año. 

El BCE comprará deuda de la zona del euro hasta que considere que ha terminado la crisis por el coronavirus y “durante el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto acomodaticio de sus tipos oficiales” aseguró Lagarde. 

Espera que las compras de deuda finalicen poco antes de que comience a subir los tipos de interés oficiales y que los tipos de interés «continúen en los niveles actuales, o en niveles inferiores», hasta que observe que las perspectivas de inflación se sitúan en un nivel de algo por debajo del 2% y que esto se refleje también en la evolución de la inflación subyacente de forma consistente.

Asimismo, prevé seguir reinvirtiendo íntegramente el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo durante un período prolongado tras la fecha en la que comience a subir los tipos de interés.

Te puede interesar “No hay consenso para el Fondo de Recuperación en Europa”

Fuente: ABC.es

Stock Market Graph and dollar bill. Red trend line indicates the stock market recession

La Reserva Federal mantendrá tasas de interés casi a cero

La Reserva Federal (Fed) ha anunciado este miércoles que mantendrá los tipos al 0,025% hasta que la economía estadounidense haya superado los eventos recientes relacionados con el coronavirus.

Jerome Powell, presidente del banco central estadounidense, ha dicho en una rueda de prensa que no tocarán el precio del dinero hasta que Estados Unidos alcance los máximos de empleo y estabilidad de precios y utilizarán su “gama completa de herramientas” para que eso ocurra.

Advierte de que aún las peores cifras producto de la crisis de la pandemia no han llegado. Puede que la economía vea una caída sin precedentes en el segundo trimestre y necesitará más ayuda de la que ha recibido hasta ahora para recuperarse, sostuvo Powell. EE UU ha inyectado tres billones de dólares a su economía desde el inicio del brote.

Impacto de la salud pública

Los funcionarios de la Reserva Federal advierten en un comunicado de que la actual crisis de salud pública tendrá un gran peso en la actividad económica, el empleo y la inflación a corto plazo, y plantea considerables riesgos para las perspectivas económicas a mediano plazo, apuntó Powell. El banco central de Estados Unidos, el país epicentro de la pandemia, redujo por sorpresa a mediados de marzo el precio del dinero, a una horquilla de entre el 0% y el 0,25%, después de haberlo reducido al 1% a comienzos de ese mes, cuando la incertidumbre sobre el brote aún no era mayor.

“El virus y las medidas tomadas para proteger la salud pública están provocando fuertes caídas en la actividad económica y un aumento en la pérdida de empleos”, afirmó el presidente de la Reserva Federal. “Se espera que la próxima cifra de desempleo, que en febrero era la mínima en 50 años, alcance los dos dígitos”, agregó.

La Reserva Federal fue uno de los bancos centrales que reaccionó más rápido ante el contagio de la pandemia en la economía. A mediados de marzo dejó en cero los tipos de interés y aprobó la compra de 700.000 millones de dólares (650.000 millones de euros) en deuda de diversa clase. Al cabo de una semana y unos días desde esa decisión, anunció la compra ilimitada de bonos del Tesoro y títulos respaldados por hipotecas hasta que los mercados financieros se estabilicen y se asegure la correcta transmisión de la política monetaria.

Estabilidad financiera

Un plan titánico para el banco central. El objetivo es reducir la deuda en circulación, rebajando los intereses, y enviar una señal de inequívoco compromiso con la estabilidad financiera en estos tiempos de incertidumbre.

Desde que Powell había comparecido por última vez en marzo, se habían conocido varios datos económicos sobre el impacto del coronavirus en la maquinaria de la primera potencia mundial. La economía estadounidense retrocedió un 4,8% en el primer trimestre, poniendo fin al periodo de crecimiento más largo de la historia del país, según los datos publicados este miércoles por el Departamento de Comercio. Más de 26 millones de personas, o más de uno de cada siete trabajadores estadounidenses, han solicitado ayudas estatales desempleo en las cinco semanas que terminaron el 18 de abril. La confianza del consumidor cayó a su mínimo de seis años y las ventas minoristas sufrieron una caída récord en marzo del 8,7% debido las medidas para controlar la propagación del brote.

Los funcionarios de la Reserva Federal dijeron después de su reunión del 15 de marzo que las tasas se mantendrían en los niveles actuales hasta que estuvieran seguros de que la economía ha resistido los eventos recientes y esté encaminada a lograr sus objetivos máximos de empleo y estabilidad de los precios.

Este jueves se dará a conocer una nueva cifra de solicitudes de ayudas por paro. Los expertos prevén que el dato sea que uno de cada cinco empleados ha pedido las prestaciones desde que estalló la crisis.

Te puede interesar “Petróleo West Texas cerró a -40 dólares el barril”

Fuente: ElPais.es