BioNTech y Pfizer potenciarán suministro de vacunas en 2022

BioNTech señaló que podría tener capacidad de producir 3.000 millones de vacunas para el próximo año junto a junto a su socio estadounidense Pfizer. Así lo señaló el director de la compañía alemana.

Esto supondría un aumento exponencial de la disponibilidad de vacunas en todo el mundo.

“Depende de la demanda, depende de factores como si se requiere un impulso adicional a las vacunas”, afirmó Ugur Sahin, director de BioNTech en una entrevista para Bloomberg TV.

En medio de este contexto, las acciones de BioNTech subieron hasta un 1,3% la madrugada del miércoles en la bolsa de Frankfurt.

“Tenemos una cartera de pedidos que alcanza ya los 1.300 millones, nos encontramos discutiendo dosis adicionales, se estarían poniendo sobre la mesa cientos de millones de dosis con organizaciones gubernamentales”, aseguró Sahin.

La demanda de vacunas está creciendo en todo el mundo con los países necesitando desesperadamente resucitar sus economías, devolver a los niños a las escuelas y hacer que la gente vuelva a las oficinas y las tiendas.

Tanto EEUU como Europa han buscado acelerar las entregas de vacunas este año a medida que se propagan nuevas variantes más agresivas del virus.

Las dos compañías se han comprometido a producir 2.000 millones de dosis de su vacuna de dos inoculaciones este año.

Pfizer prometió enviar dos tercios del pedido de 300 millones de dosis hecho por EEUU para finales fines de mayo. En la Unión Europea, las dos empresas se han comprometido a enviar al menos 500 millones de dosis este año, con la opción de 100 millones de dosis adicionales.

Este mismo miércoles la Comisión Europea ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con BioNTech-Pfizer para el suministro de cuatro millones de dosis más en las próximas dos semanas.

Glass jar with euro bills close-up. View from above. On the old black wooden table. The concept of family and personal savings.

Salario medio español crece hasta los 1.700 euros

El salario medio en España hasta el segundo trimestre de este año creció un 1,5% en comparación con los datos del año anterior. Según los datos del Monitor de Adecco.

En concreto, la medida de los emolumentos asciende hasta los 1.700 euros brutos, un máximo histórico.

Sin embargo, a pesar de la subida, esta se está desacelerando, ya que el año pasado creció un 2,2%. Así, es el incremento más moderado de los últimos cinco trimestres.

Por regiones, hay un total de nueve que también logran un máximo histórico. Son Andalucía, Asturias, Castilla y León, la Comunidad Valenciana, Galicia, la Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja.

La comunidad donde más el salario medio es mayor es en Madrid (2.017 euros), que se afianza en la primera posición. Le sigue País Vasco, con 1.994 euros, y Navarra, con 1.886. En la parte baja están Extremadura (1.384 euros), Murcia (1.455) y Canarias (1.460).

Un dato a resaltar es que tan solo hay cinco regiones donde se cobra más que la media nacional. Estas son las referidas Madrid, Navarra, País Vasco, y Cataluña y Asturias.

Otro dato negativo es que la media española continúa muy lejos de la europea. Aunque se ha registrado un máximo histórico, el salario medio español está un 22% por debajo de la media de los países de la UE.

Desde Adecco precisan que como no todos los datos del resto de socios europeos están actualizados, la comparación la hacen con los salarios medios de 2019.

Salario en la UE

Así, el salario medio ordinario bruto en los 28 países de la Unión Europea fue de 2.172 euros mensuales.

Por eso, la remuneración media española (1.694 euros/mes en 2019) resulta un 22% más baja. En términos absolutos, la diferencia es de 478 euros mensuales y 5.736 euros por año.

En la UE, el país con mayor salario es Luxemburgo, donde se cobra 3.250 euros de media.

Le siguen Dinamarca (3.175 euros) y Alemania (2.868). Por contra, donde menos se cobra es en Bulgaria (481 euros), Rumanía (681) y Letonia (694).

311 euros más de poder adquisitivo

Volviendo a los datos de nuestro país, el poder adquisitivo de los españoles experimentó también una subida en el último año.

En concreto, sube un 1,5% frente al 0,5% que tuvo un año antes. En euros, el asalariado medio cuenta ahora con 311 euros más de poder adquisitivo que hace dos años.

Además, por primera vez desde septiembre de 2010, en todas las autonomías ha mejorado simultáneamente el poder de compra de la remuneración media.

El caso general, que comprende a 10 regiones, es el de aquellas que hace un año mostraban un deterioro en el poder de compra del salario medio y ahora presentan un aumento en el mismo.

Dentro de este grupo de autonomías, las mayores subidas han ocurrido en la Comunidad Valenciana (+2,8%), Aragón (+2,2%) y la Comunidad de Madrid (+1,7%).

En las restantes siete autonomías, el salario medio ya ganaba poder de compra hace un año y ahora continúa aumentándolo.

De este grupo, los incrementos más significativos corresponden a Galicia (+4,1%), Navarra y Extremadura (+1,9% en ambos casos).

La Región de Murcia es la única comunidad en donde la revalorización del salario medio es inferior al 0,5%.

Te puede interesar: “El empleo rebota con fuerza en julio: Crece en 161.000 personas”

Fuente: Abc.es

Wooden tariffs stamp is sitting on recycled paper background. Horizontal composition with selective focus and copy space.

Reducción arancelaria: Comienza deshielo comercial entre UE y EE UU

La reducción arancelaria entre la Unión Europea y Estados Unidos ha comenzado con un acuerdo para retirar y reducir estos que se imponen mutuamente en una cesta de productos.

Con la primera reducción arancelaria en más de dos décadas, ambos bloques aparcan las agrias disputas de los últimos meses y envían una señal de reconciliación que aspira a tener continuidad.

“Tenemos la intención de que este paquete de reducción arancelaria marque solo el comienzo de un proceso que conducirá a acuerdos adicionales”.

Así lo afirma la declaración conjunta firmada por Robert Lighthizer, representante comercial de Estados Unidos, y Phil Hogan, comisario europeo de Comercio.

Ambos engloban este paso en un intento de “mejorar las relaciones entre EE UU y la UE”.

El pacto no tendrá un impacto económico significativo, dado que solo afecta a las importaciones y exportaciones de un puñado de mercancías.

Estos intercambios mueven cada año 271 millones de dólares (alrededor de 230 millones de euros).

Una gota de agua en el océano de una relación de cientos de miles de millones. Pero la señal política es importante.

Justo cuando parecía que Donald Trump podía cerrar su mandato presidencial adentrándose en una peligrosa escalada de aranceles con Europa.

Y esto llega por el conflicto de las ayudas ilegales a Airbus, el líder estadounidense ha sorprendido tomando la dirección contraria.

Apenas 10 días después de anunciar que no aumentaría la cuantía de los 7.500 millones de dólares (unos 6.340 millones de euros) en aranceles adicionales que impuso a Europa en octubre de 2019.

Aun así, sigue reculando, acepta dar marcha atrás en algunos bienes, y recupera tibiamente la maltrecha relación transatlántica, marcada por la desconfianza mutua en asuntos como la relación con Irán o el gasoducto ruso Nord Stream 2.

Reducción arancelaria beneficiosa

 “Este acuerdo nos beneficiará mutuamente y tendrá efectos positivos para las economías de los Estados Unidos y la Unión Europea”,

Esto se señala el comunicado conjunto. Con el pacto, los Veintisiete eliminan las tasas a la importación de langosta viva y congelada desde Estados Unidos, cuyas exportaciones a la UE supusieron 111 millones de dólares en 2017.

La elección de dicho producto no ha sido casual. Hace dos meses EE UU amenazó a China con nuevos aranceles para proteger su industria pesquera, especialmente la langosta, a la que considera “la joya de la corona” del sector.

El descuento tendrá una validez de cinco de años, pero la Comisión Europea iniciará próximamente el procedimiento para que la reducción arancelaria sea permanente.

A cambio, Washington reducirá los aranceles a la mitad en las importaciones desde la UE de determinados platos preparados y artículos de vidrio, pólvora y mecheros, que suman juntos un valor anual de unos 160 millones de dólares.

Las medidas de ambos países se aplicarán retroactivamente desde el 1 de agosto de este año.

Te puede interesar: “Hacienda: El estado de alarma cuenta en la residencia fiscal”

Fuente: Elpais.com

EU Building in Brussels

Economía española cae siete puntos por debajo de la media

La economía española ha caído en el segundo trimestre de 2020 que cayó hasta un 18.5%, siete puntos por debajo de la media europea cuyo producto interior bruto se hunde un 11.7%.

Así lo informó Eurostat, la agenda estadística de la Unión Europea.

Aunque la agencia lo avanzó hace unas semanas, los datos publicados hoy confirman las peores previsiones. La economía europea se hunde y aún más la economía española.

En apenas unos meses, a consecuencia de las medias de confinamiento para contener la expansión del Covid-19, el producto interior bruto ha pasado de mantener un crecimiento sostenido y aunque con altibajos, moderado, a precipitarse al abismo.

La caída de la es dramática con casi siete puntos de diferencia respecto al primer trimestre del año (-3.6% en la zona euro, y -3.2% en la UE).

Los números, asegura Eurostat, son los peores desde que se empezó a realizar este informe en 1995. Y los datos de empleo no son mejores con una caída del 2.6%.

La economía española encabeza la lista de los países más afectados, con la excepción de Reino Unido (-20.4%) aunque ya fuera de la UE.

Le siguen Hungría (-14.5%) Portugal (-13.9%), Francia (-13.8%), Italia (-12.4%), Rumanía (12.3%) y Bélgica (12.2%), países con los que se ha cebado la pandemia, tienen economías más dependientes del turismo o sistemas más endebles, menos resilientes.

Los efectos de la pandemia también han sido particularmente duros con los países del este. Además de Hungría y Rumanía, Bulgaria también sufre el mayor hundimiento de su economía desde la caída del comunismo, hace ahora más de tres décadas.

Las previsiones de la UE

En sus previsiones de verano, la Comisión Europea confirmó que sus estimaciones auguraban una contracción de la economía de la zona euro del 8.7%, un 8.3% en toda la UE.

El ejecutivo europeo ajustó, eso sí, las previsiones de crecimiento para 2021, 6.1% y 5.8% respectivamente en comparación con las cifras iniciales: 7.7% y 7.4%.

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión, el letón Valdis Domrbovskis, admitió entonces que el impacto de la pandemia estaba siendo mayor de lo previsto.

El comisario de Economía, Paolo Gentiloni, apuntaba a los “efectos devastadores” de la pandemia para la economía, además de la tragedia sanitaria.

Aquellas previsiones, sin embargo, contaban con que las medidas de confinamiento se irían relajando progresivamente y la economía, repuntando.

Hay algunos datos para la esperanza. La producción industrial ha aumentado un 9.1% respecto al mes pasado a consecuencia de la relajación progresiva de las medidas de confinamiento, con Portugal, España y Alemania a la cabeza.

Pero el aumento de los contagios y el miedo a una segunda ola podría llevar a endurecer las restricciones. Esto dificultaría notablemente el repunte de la economía en los próximos meses.

Sin ir más lejos, este viernes el gobierno español ha anunciado el cierre de los locales de ocio y un toque de queda para bares y restaurantes.

Otro golpe al sector servicios, entre los más tocados por la economía española.

Preocupaciones

Pero en Bruselas preocupa también que se mantenga las tendencias proteccionistas que han realentizado el comercio mundial o que fracasen las negociaciones entre Londres y Bruselas, que se darán de nuevo cita la semana que viene, para cerrar un acuerdo sobre la relación futura entre la Unión Europea y Reino Unido tras el Brexit.

Tanto Gentiloni como Dombrovskis insistieron entonces en la necesidad de alcanzar un acuerdo sobre un plan de recuperación lo antes posible.

Los líderes de la UE dieron luz verde a un fondo por valor de 750 mil millones de euros el pasado mes de julio.

Este conjunto de transferencias y préstamos en condiciones favorables, las líneas de crédito puestas en marcha por el Mecanismo Europeo de Estabilidad -el fondo de rescate creado durante la crisis-.

O el programa de compra de deuda del Banco Central Europeo, que sigue viento en popa a pesar de un revés judicial en Alemania, deberían ser suficientes para sostener la economía en la tormenta. O, al menos, todo el mundo en Bruselas espera que lo sea.

Te puede interesar: “Fondo Covid-19: Madrid y Barcelona, las más beneficiadas”

Fuente: Elmundo.es

Spanish piggy bank attacked by coronavirus, economy and savings in crisis 3D rendering,

Fondo de Recuperación: España contará con 140.000 millones

El Fondo de recuperación europeo desembolsará en España unos 140.000 millones de euros del para los próximos seis años. El acuerdo alcanzado por los líderes europeos después de cuatro días seguidos de negociaciones constituye una de las operaciones financieras más voluminosas de la historia europea.

La UE va a disponer en los próximos años de casi dos billones de euros para su funcionamiento y para invertir en la recuperación de las consecuencias económicas de la pandemia. El acuerdo fue notificado por el presidente del Consejo, Charles Michel, con un mensaje en Twitter publicado a las cinco y media de la madrugada de hoy martes.

Los líderes de los Veintisiete se pusieron de acuerdo por fin en un plan innovador para pedir prestados conjuntamente 750.000 millones a través de la Comisión Europea, que se dedicarán a reconstruir las economías más perjudicadas por la pandemia, especialmente las de Italia y España.

De ese montante, la mayor parte, 390.000 millones, serán subvenciones a fondo perdido, mientras que el resto, 360.000 millones, se distribuirán en forma de créditos a muy bajo interés.

Además, las negociaciones han permitido también aprobar en el mismo paquete los presupuestos de la UE para los próximos siete años, el llamado Marco Financiero Plurianual y que ascienden a 1,074 billones de euros, lo que significa que todo el paquete aprobado asciende a 1,82 billones de euros.

Para hacerse una idea, sin embargo, la cifra equivale aproximadamente a un tercio del presupuesto anual de Estados Unidos.

El acuerdo se cerró cuando técnicamente la cumbre había entrado en su quinto día. El presidente Michel, anunció el acuerdo con un tweet de una sola palabra: «Deal!».

Plan ambicioso

La presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, que había propuesto un plan aún más ambicioso, dijo que era «lamentable» que algunas áreas de gasto, como la dedicada a sanidad, se hayan rebajado en el acuerdo final, pero aun con todo se felicitó de que en este caso «no se puede acusar a la UE de hacer siempre muy poco y muy tarde» puesto que en esta ocasión «negociamos cuatro largos días y noches, más de 90 horas, pero valió la pena».

Una de las innovaciones de este mecanismo financiero es que el acuerdo incluye reforzar las capacidades de la Comisión Europea para recaudar sus propios ingresos, con los que contribuirá a devolver este colosal crédito.

El paquete incluye planes para dotar al ejecutivo comunitario de la capacidad de devolver esos 750.000 millones sin afectar a su propio presupuesto.

Un nuevo impuesto al carbón, que se aplicará a las importaciones de países contaminantes, y otro a las actividades de las grandes empresas del mercado digital, son las primeras pistas para ello. Esta operación de crédito que emprende la Comisión se plantea, sin embargo, como única y excepcional, con un final previsto en diciembre del año 2058.

Gran ayuda a España

En concreto, España recibirá unos 140.000 millones de euros del fondo de recuperación europeo para los próximos seis años, de los que 72.700 millones se darán en ayudas directas, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al valorar el acuerdo alcanzado hoy por el Consejo sobre dicho fondo y el marco financiero plurianual.

Sánchez, se mostró satisfecho este martes por el «acuerdo histórico» logrado en Bruselas y que pone a disposición de España unos 140.000 millones de euros.

«Ha costado pero lo hemos conseguido», indicaban fuentes de la delegación española, antes de que el presidente Sánchez compareciera visiblemente contento ante los periodistas en Bruselas para dar cuenta del acuerdo

«Entramos y salimos con 140.000 millones de euros», subrayó el presidente en referencia a la propuesta inicial que presentó la Comisión Europea y al resultado final acordado por los Veintisiete.

«El esfuerzo ha sido extenuante pero el resultado es exitoso, ha merecido la pena. Europa está dando un paso de gigante», destacó Sánchez.

La palabra final

Todo esto debe ser todavía aprobado por el Parlamento Europeo, que empieza mañana el proceso con una reunión de la conferencia de presidentes de los grupos políticos.

Formalmente, la mayoría de la cámara pedía más dinero para los presupuestos europeos, pero es poco probable que los eurodiputados se atrevan a bloquear este acuerdo alcanzado entre los países.

Sin embargo, algunos parlamentos como el holandés, que deben ratificar los avales que aporta el país al préstamo de la Comisión, podrían negarse a aprobarlo sin una intervención política fuerte del primer ministro Mark Rutte, que ha sido el protagonista durante estos cuatro días por sus continuas reclamaciones de recortes y condiciones para el desembolso para el fondo de recuperación.

Te puede interesar: “Empresarios exportadores denuncian el colapso de varios puertos”

Fuente: Abc.es

Coins stacked on each other in different positions with european union flag

UE: Fondo de Recuperación post-Covid de 750.000 millones

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) debaten una nueva propuesta para crear un fondo de recuperación post-Covid de 750.000 millones de euros, de los cuales 390.000 millones serían subvenciones a fondo perdido y el resto préstamos.

Así consta en el nuevo borrador que ha enviado el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, a los Veintisiete, una propuesta que, ha afirmado, es el “fruto” de mucho “trabajo colectivo con todos los líderes y sus delegaciones”.

“Sé que los últimos pasos son siempre los más difíciles, pero incluso con las dificultades y aunque sea importante seguir trabajando, creo y confío en que es posible” lograr un acuerdo del fondo de recuperación post-Covid , ha expresado el ex primer ministro belga en una declaración antes de remitir el documento a los Estados miembros, que ahora estudiarán la propuesta.

“Sabemos que esta negociación es extremadamente difícil y que el reto de las negociaciones es que estemos unidos para tratar que Europa esté a la altura del desafío al que nos enfrentamos”, ha añadido.

Las delegaciones nacionales están estudiando ahora el documento del fondo de recuperación post-Covid que ha elaborado el equipo del ex primer ministro belga después de todas las consultas que ha organizado a lo largo del día.

Este momento servirá también para evaluar otras cuestiones que también pueden presentar un obstáculo a las capitales para anunciar un acuerdo del fondo de recuperación post-Covid , como la vinculación del marco presupuestario con el respeto del Estado de derecho, algo que irrita a países como Hungría o Polonia.

“Sabemos que esta negociación es extremadamente difícil y que el reto de las negociaciones es que estemos unidos para tratar que Europa esté a la altura del desafío al que nos enfrentamos”, ha añadido.

Condicionalidad

El Fondo de Recuperación y Resiliencia (RRF) sigue siendo el principal programa del fondo de reconstrucción europeo y se eleva ahora a los 672.500 millones de euros, desde los 560.000 millones que preveía la Comisión Europea. De esta cifra, los Estados miembros obtendrían 312.500 millones en subsidios y 360.000 millones en créditos.

Para recibir estas ayudas, los gobiernos nacionales tendrán que elaborar planes de reformas que serán evaluados por la Comisión Europea en un plazo de dos meses. En su análisis, Bruselas analizará el cumplimiento las recomendaciones económicas anuales de cada país, la creación de empleo o la contribución de las inversiones en las transiciones ecológica y digital.

Posteriormente, y teniendo en cuenta el análisis de la Comisión Europea, los Estados miembros decidirán por mayoría cualificada si aprueban el plan de reformas de cada uno de los socios.

Una vez aprobados los planes con carácter general, los países tendrán que ir cumpliendo una serie de objetivos e hitos preestablecidos para recibir las ayudas. Su cumplimiento será evaluado por los Veintisiete a nivel técnico. En este punto, si uno del gobierno considera que hay “desviaciones graves” con respecto a los compromisos, pueden elevar el debate a una cumbre de líderes.

En este caso, el Ejecutivo comunitario no podría aprobar el desembolso cuestionado hasta que los jefes de Estado y de Gobierno hayan discutido la cuestión, como muy tarde en un plazo de siete meses. El documento de Michel no especifica con qué sistema de votación se desbloquearían los fondos.

Programas europeos

El resto del dinero hasta completar el fondo (77.500 millones de euros) servirá para reforzar otros programas europeos que, en su mayoría, sufren importantes recortes. Por ejemplo, la dotación extraordinaria de la Política de Cohesión (ReactEU), pasa de 50.000 millones a 47.500 millones en el último borrador.

Uno de los programas más perjudicados es el Fondo para la Transición Justa, pieza clave en el llamado Pacto Verde Europeo puesto que canalizará dinero para regiones muy dependientes del carbón. Su dotación con cargo al fondo de recuperación se reduce a 10.000 millones de euros desde los 30.000 millones previstos inicialmente.

El presupuesto adicional para Desarrollo Rural pierde la mitad de su tamaño original y se reduce hasta 7.500 millones, el programa europeo de I+D (Horizonte Europa) sólo se beneficiaría de 5.000 millones del fondo de recuperación (frente 13.500 millones que pedía Bruselas) y el programa comunitario de inversiones (InvestEU) recibe únicamente 2.100 millones de este plan.

Además, desaparece el fondo para incentivar inversiones privadas en empresas a través del BEI, que contaba con un presupuesto de 26.000 millones y buscaba solventar el escaso margen fiscal de algunos países como España para recapitalizar su tejido productivo.

Mayores ‘cheques’ para el norte

Los recortes que sufren estos programas europeos contrastan con los incrementos de los ‘cheques’ o correcciones a la baja en las contribuciones de los países del norte al presupuesto comunitario. Con estos aumentos, Michel intenta que los llamados ‘frugales’ (Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia den su visto bueno a la propuesta.

Según el planteamiento del belga, Países Bajos se beneficiaría de una reducción de 1.921 millones de euros al año en su contribución al presupuesto de la UE y Suecia de otra de 1.069 millones. Austria se ahorraría 565 millones al año y Dinamarca, 322 millones. Alemania también cuenta con un ‘cheque’ por valor de 3.671 millones al año.

Estas rebajas deben ser completadas por el resto de Estados miembros cada año en función del peso de su PIB.

Te puede interesar: “Pugna por el Eurogrupo airea las fracturas de la eurozona”

Fuente: Bolsamania.com

European Union flags in front of the blurred European Parliament in Brussels, Belgium

Merkel: La solidaridad europea es una inversión sostenible

El objetivo de la comparecencia de Angela Merkel ante el Parlamento Europeo era presentar su programa para la presidencia por turno de la Unión, de la que Alemania ha tomado el testigo a principios de mes, pero las circunstancias la han convertido en una arenga a favor de una rápida aprobación del Fondo Europeo de Reconstrucción y en una llamada a los países europeos a entenderse, en aras de la continuidad del proyecto.

«La Unión Europea enfrenta el reto más inmenso de su historia», repitió la canciller alemana ante los eurodiputados la premisa sobre la que basa su cambio de posición respecto a las líneas rojas que ha mantenido a lo largo de las tres pasadas legislaturas. La cohesión entre los países de la UE para superar la crisis económica causada por el coronavirus «no es un gesto humanitario, sino una inversión sostenible», dijo, un mensaje con destino a los gobiernos denominados «frugales», a los que advirtió, sin citarlos, que «todo el mundo debe ser ahora capaz de ponerse en lugar del otro».

«La UE saldrá de la crisis si hay voluntad de superar nuestras diferencias y buscar soluciones comunes», llamó a la unidad. «Saldremos más fuertes si reforzamos la cohesión y la solidaridad. Nadie saldrá de ésta solo, somos todos vulnerables y dependemos los unos de los otros», diagnosticó Angela Merkel, que ha consensuado esta postura con el gobierno de Francia y que goza también del apoyo del Bundestag y de la gran coalición con la que gobierna en Berlín. «La solidaridad no es solamente un imperativo político, merece la pena y nos traerá beneficios», trató de seducir a gobiernos reticentes al as transferencias a fondo perdido como Austria, Holanda, Dinamarca y Suecia.

Decisiones efectivas

Merkel insistió también en la necesidad de celeridad en las decisiones para que estas sean realmente efectivas, de cara a la próxima cumbre de líderes europeos que tendrá lugar los días 17 y 18 de julio. Entre los asuntos pendientes están el próximo marco presupuestario, hasta 2027, y el fondo de 750.000 millones de Euros que propone la Comisión Europea, cuyo reparto y condiciones no gozan todavía de consenso suficiente ente los 27.

«Sera necesario ceder, serán necesarios compromisos”, auguró la canciller alemana, que subrayó que “queremos alcanzar un acuerdo rápidamente», lo que significa en lenguaje de Berlín, antes de la pausa estival.

Con vistas a allanar ese acuerdo, la canciller mantuvo después de su visita al Europarlamento varias reuniones con los presidentes de las principales instituciones europeas: Ursula von der Leyen, Charles Michel y David Sassoli.

Era el primer viaje al extranjero de Merkel desde el inicio de la pandemia y en su política interna este viaje es un mensaje de europeismo, en momentos en los que el partido antieuropeo y antiextranjeros Alternativa para Alemania (AfD) parece haber tocado techo como fenómeno socio-político y en el que incluso el presidente del bundesbank, el más duro de los halcones del BCE, apoya las políticas de estímulo sin precedentes que se están aplicando, tanto en Alemania como en Europa.

El contenido de ese mensaje es que una UE de libertades es la vía natural de seguridad y prosperidad para Alemania. «Hemos tenido que romper las cadenas de transmisión del virus, hemos tenido que restringir derechos fundamentales para ello, ha sido un duro precio a pagar, pero no podemos permitir que la pandemia se use para erosionar los principios democráticos ni los principios europeos», dio testimonio Merkel ante los europarlamentarios.

Coronavirus en Europa

Merkel recordó, además, a los más de 100.000 fallecidos en Europa y tuvo emotivas palabras para los ancianos y las personas que han vivido esta crisis en soledad, o que no pudieron despedirse de seres queridos. «Es necesario tenerlos en mente cuando hablemos de recuperación económica. Necesitamos poder llorar a nuestros muertos, reconocer el dolor de las despedidas que no han sido posibles y llamar a las cosas por su nombre. Esto seguirá entre nosotros por un tiempo de duelo», constató.

Respecto al programa de su presidencia por turno, Merkel mencionó el objetivo de neutralidad climática para 2050, que desearía que la UE reconozca como legalmente vinculante, al igual que lo ha hecho ya Dinamarca en su legislación nacional. También avanzó que buscará avances en la legislación migratoria europea, que lleva años bloqueada, por tratarse de una cuestión «de sensibilidad, un asunto en el que no se puede mirar hacia otro lado». Y terminó con un canto a la UE en el que desplegó un lenguaje desacostumbradamente afectivo. «Cada vez que escucho música descubro algo nuevo que me emociona. Lo mismo me ocurre con Europa», dijo, «la descubrimos cada día y cada día quedo impresionada».

Te puede interesar: “Empresarios exportadores denuncian el colapso de varios puertos”

Fuente: Abc.es